Debate en Argentina sobre producción de huevos de gallinas libres


AUTOR

María de los Angeles Gutiérrez

Diamond V

Contenido disponible en: Português (Portugués, Brasil)

En Argentina se ha establecido un debate sobre la producción de huevos en base a gallineros convencionales y sistema de gallinas libres a pastoreo, por una parte, se enfatiza el mayor costo que significa para el consumidor final, y por otra se defiende el bienestar animal.

Por su parte, la Cámara Argentina de Productores Avícolas (CAPIA) defiende sus métodos productivos y comunica que la producción de huevos en Argentina se realiza practicando todas las normas de calidad y sanidad agroalimentaria exigidas a nivel global, preservando la calidad del producto y la sanidad para su consumo.

Este debate fue impulsado por la organización Humane Society International (HSI) –que llegó a Argentina para promover el tipo de producción de huevos de gallina libre, según cita El Clarín, asegurando que varias compañías internacionales se comprometieron al cambio, lo que incluye sus operaciones en Argentina. En su lista figuran Unilever, Arcos Dorados (McDonald’s), Alsea (Starbucks), Grupo Bimbo, Servicios Compass, Nestlé, Intercontinental Hotels Group y General Mills, entre otras.

Las compañías citadas anteriormente garantizan un suministro con huevos de gallinas libres de jaulas, mantienen que esta posición es favorable desde la perspectiva del bienestar animal.

Mientras, el presidente de Capia, Javier Prida, indica que la producción con gallinas libres a pastoreo «no es una práctica recomendable por los riesgos sanitarios que representa, el animal defeca y orina en el mismo lugar donde pone el huevo, produciendo más huevos sucios con baja inocuidad».

Esta polémica se inicia debido a una tendencia mundial, en la cual se está promoviendo la producción de huevos bajo el sistema de gallinas libres a pastoreo: este sistema permite que las gallinas tengan mayor espacio e implica factores para el mejoramiento y enriquecimiento de su ambiente. Entre tanto, la producción de huevos en base a gallineros convencionales está prohibido en Nueva Zelanda, Australia, ciertas localidades de EE.UU. y en algunos países de Europa.

De acuerdo al presidente de Capia, quien dijo a La Nación,  «En el mundo sólo 10% de la producción se realiza con los sistemas denominados de libre pastoreo. Desde el punto de vista nutricional los huevos producidos en los actuales sistemas y los de libre pastoreo no tienen ninguna diferencia».

Esta controversia en Argentina, se produjo con respecto al precio que tendría el producir «huevos libres de jaula» y el impacto que eso conllevaría para los productores. El presidente de CAPIA, Prida, precisó que la cámara no se opone al sistema de gallinas libres a pastoreo, pero señaló que los consumidores deberían tener la posibilidad de elegir ya que no todos estaría dispuestos a pagar un mayor precio o directamente no podrían hacerlo.

Es más, CAPIA sostuvo que la producción de huevos en Argentina es reconocida mundialmente por su calidad, estatus sanitario y técnicas de producción. «El consumo de huevos crece de manera sostenida desde hace 10 años, posicionando a Argentina como el 5º consumidor de huevos del mundo con 273 huevos per cápita en 2016».



REVISTA AVINEWS +


Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

 
 







Ver otras revistas


aviagen
 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revista en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
aviNews en
Youtube