18 Ago 2016

Argentina: preocupación por la importación de pollos brasileños



Diamond V

Representantes de la industria avícola manifestaron su preocupación por la creciente importación de partes de pollo desde Brasil, lo cual ven como una «amenaza» a la industria nacional.

De acuerdo a los datos que se desprenden del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA), en los primeros seis meses del año se importaron del país vecino cuatro millones de kilos de pechugas deshuesadas de pollo, mientras que en todo 2015 ese número llegó a sólo 500.000 kilos.

Es decir, un crecimiento del 700% en el segmento, mientras que en el rubro de prefritos (nuggets), durante este año entraron al país 1,8 millones de kilos, cuando el año pasado no se había realizado importaciones en este rubro.

Aunque el presidente de Cepa, Roberto Domenech, admitió que no se trata de un volumen importante y que por ahora el daño no es grande, sí resulta una amenaza para la industria nacional.

«Vemos con preocupación la importación de partes desde Brasil, por los precios bajos con los que entran, que neutralizan el esfuerzo de la exportación local», afirmó ya que «se importa lo mismo que se exporta» (unos 4 millones de pechugas en lo que va del año).

Quien también se pronunció al respecto fue Héctor Motta, ex presidente de la Cámara Argentina de Productores de la Industria Avícola (Capia) quien advirtió que el ingreso de productos industrializados desde Brasil puede ocasionar el riesgo de la pérdida de fuentes de trabajo dentro de la actividad.

«Los productos avícolas industrializados de Brasil ya están en las góndolas de los supermercados y esto es una amenaza para la producción nacional», dijo Motta en declaraciones a Télam. De acuerdo a sus cálculos, a causa del desequilibrio económico que registra Brasil «están con precios un 40% menores a los nuestros».

Según el titular de Cepa, la industria avícola se encuentra en una situación donde todavía el precio no cubre el costo, y estimó ese margen en un faltante de un 10% a 12% en el valor de salida de fábrica.

Puso como ejemplo una importante compañía que en lugar de fabricar localmente opta por sólo envasar en el país las nuggets, pechugas y supremas: «Son productos que vienen a granel, porque ahora el tipo de cambio lo permite», advirtió.

Sobre la situación ya advirtieron al Gobierno, que recibirá el próximo 24 a los empresarios de un sector que a pesar de cuestiones coyunturales viene en los últimos años creciendo en consumo, al punto que llegó a los 46 kilos por habitante por año, algo menos que los 55 kilos por habitante que consumen carnes rojas.

 

Fuente: iprofesional

Diamond V



REVISTA AVINEWS +


Noticias sectoriales

 
 
 







Ver otras revistas


 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revista en versión digital y a los newsletters.



logo