28 Oct 2016

Aplicación de vacunas por aspersión en la incubadora: ¿Qué tan eficientes somos?

saúde animal

La mayoría de las aves producidas comercialmente son vacunadas contra múltiples patógenos, incluyendo virus de Newcastle, bronquitis infecciosa, coccidios y otros.

vacunacion-aspersionUn método muy común de aplicación de vacunas en la incubadora es mediante la aspersión en cabinas o gabinetes utilizados para vacunación en forma masiva. La tecnología utilizada para esta aspersión varía entre incubadoras y depende también de cada fabricante; por ejemplo, puede ser desde muy simple y operada semi-manualmente, hasta bastante complicada y automatizada completamente.

Todas las cabinas de aspersión modernas tienen en común varios componentes:

  • Un reservorio de vacuna
  • Un mecanismo de aspersión
  • Boquillas de aspersión para producir aerosoles de vacunas
  • Otros componentes que son esenciales para su funcionamiento

La mayoría de los mecanismos de aspersión consisten en un sistema que utiliza jeringas estériles de plástico para uso único (desechables) y que son utilizadas para cargar la vacuna a partir del reservorio de vacuna y dirigirla a través de boquillas de aspersión hacia los pollitos.

Las jeringas normalmente son operadas mediante un sistema de aire comprimido y son activadas cuando las cajas que contienen los pollitos viajan a través de las cabinas accionando botones o sensores que activan el sistema para vacunar cada caja de pollitos.

Las boquillas de los aspersores aerosolizan las vacunas para producir una aspersión con gota gruesa que se encarga de dirigir la vacuna hasta los pollitos.

Este proceso es repetido miles de veces por día, y el objetivo es aplicar una sola dosis de vacuna de manera eficiente a todos y cada uno de los pollitos que atraviesan el sistema

En estos sistemas estandarizados de aspersión hay cinco factores principales que influyen sobre la eficiencia de aplicación de vacunas:

  • La velocidad del proceso
  • El volumen de aplicación
  • El número y tipo de boquillas de aspersión
  • El flujo de fluidos a través de las boquillas
  • La presión de aplicación

VELOCIDAD DEL PROCESO

La primera variable que afecta la eficiencia de la aplicación de la vacuna es la velocidad del proceso. En los sistemas a menor escala o menos automatizados la vacunación mediante un gabinete de aspersión puede llevarse a cabo en forma semi manual. En este escenario, una persona coloca físicamente la caja de pollitos dentro de la cabina para hacer activar el mecanismo de aspersión, de manera que la velocidad de producción no impacta el proceso en lo absoluto.

Dado que la velocidad del proceso en una incubadora no cambia, el resto de los parámetros deben ser ajustados para que sean compatibles con el sistema y con las velocidades requeridas

Sin embargo, los requerimientos de producción de las incubadoras modernas a gran escala necesitan de flujos sumamente rápidos, que operen a velocidades hasta de 120 pies por minuto.

La velocidad con que se mueven los pollitos a través de las cabinas de aspersión es crítica y debe mantenerse a un ritmo necesario para la aplicación correcta y completa del número de dosis que van desde la jeringa hasta las boquillas aspersoras y de ahí hasta los pollitos.

Si las cajas de pollitos se mueven demasiado rápidamente no toda la vacuna será aplicada en el tiempo disponible. Si los pollitos se mueven demasiado lentamente, la vacuna podría ser aplicada muy rápidamente y no todos los pollitos quedarían cubiertos apropiadamente.

vacunacion-aspersionVOLUMEN DE LA APLICACIÓN

El volumen de aplicación puede variar dependiendo del tipo de vacuna (respiratoria o entérica), la localización geográfica (Estados Unidos o alguna otra región o país), y el tipo de cabina utilizada. Típicamente, las vacunas respiratorias son aplicadas en volúmenes relativamente pequeños (7 ml).

Sin embargo, la investigación generada en nuestro laboratorio ha demostrado que la aplicación de vacunas contra bronquitis infecciosa en mayores volúmenes (21 ml) incrementa la cantidad de vacuna que puede llegar a entrar en contacto con los pollitos.

Esto es porque la vacuna es liberada en gotas de mayor tamaño y por tanto es menos influenciada por el movimiento de aire en la incubadora. Además, también incrementa la cobertura de la vacuna sobre los pollitos en las cajas puesto que hay mayor cantidad de líquido que actúa como vehículo para llegar hasta los pollitos.

Estamos comenzando a entender que la vacunación contra patógenos respiratorios (Newcastle, Bronquitis) no necesariamente depende de la inhalación de la vacuna, sino de hacer que la vacuna entre en contacto con la mucosa ocular y nasal, así como con la mucosa oral.

Las gotas de mayor tamaño provenientes de volúmenes de aplicación mayores y de boquillas aspersoras de mayor tamaño ayudan a satisfacer estos requerimientos

En realidad las incubadoras ya venían aplicando mayores volúmenes cuando vacunaban contra coccidiosis para promover el consumo de la vacuna conforme los pollitos se acicalan o cuando consumen la vacuna presente sobre el plumón de los pollitos presentes en su misma caja. Debemos también utilizar mayores volúmenes para vacunar contra enfermedades respiratorias.

BOQUILLAS DE ASPERSIÓN & FLUJO DE FLUIDOS A TRAVÉS DE LOS MISMOS

Existen dos principales tipos de boquillas de aspersión utilizadas en las cabinas de vacunación comerciales. Ambas producen aspersiones con gota gruesa, pero su flujo y usos son bastante diferentes.

LAS BOQUILLAS QUE PRODUCEN UN PATRÓN EN FORMA DE CONO

Las boquillas que producen un patrón en forma de cono aplican las vacunas bajo un patrón circular o cónico y son utilizadas en pares de boquillas en la mayoría de los sistemas. Las boquillas que producen un patrón cónico no son necesariamente ideales para cajas de pollitos con forma rectangular. Esto es debido a que si se hace el ajuste de las boquillas de manera que se distribuya la vacuna solamente dentro de las cajas entonces las esquinas de éstas (y los pollitos en las esquinas de las cajas) no recibirán suficiente vacuna.

Por el contrario, si el equipo se ajusta de manera que la totalidad de la caja sea cubierta, entonces habrá un desperdicio considerable de vacuna que se perderá al ser distribuida fuera de las cajas.

En cualquier de estos dos escenarios la eficiencia del sistema está lejos de ser perfecta.

Sin embargo, en un sistema manual las boquillas aspersoras que producen un patrón cónico son la única opción viable para aplicación de vacuna mediante aspersión.

SISTEMA MANUAL

La caja de pollitos llega a permanecer estacionaria por instantes dentro del gabinete de aspersión, de manera que los aspersores deben distribuir la vacuna para cubrir la mayor área posible de la caja. Al mismo tiempo, se debe asegurar que la caja de pollitos permanezca dentro del gabinete hasta completar el proceso de aspersión, permitiendo que el patrón cónico de la aspersión llegue hasta los pollitos.

SI SE LLEGA A RETIRAR LA CAJA DE POLLITOS ANTES DE TIEMPO MUCHOS POLLITOS NO RECIBIRÁN UNA DOSIS COMPLETA DE VACUNA O SIMPLEMENTE NO RECIBIRÁN UNA DOSIS

LAS BOQUILLAS QUE PRODUCEN UN PATRÓN EN FORMA DE ABANICO

Las incubadoras de reciente construcción o equipamiento utilizan aspersores que producen un patrón en forma de abanico en sus cabinas porque las cajas de pollitos están constantemente viajando a una velocidad considerable a través de la incubadora.

Las cabinas son colocadas sobre bandas transportadoras en estos sistemas, de manera que los pollitos se mueven ininterrumpidamente al ser vacunados sin necesidad de manipularlos individualmente o de detener completamente las cajas en el momento de la vacunación.

Por esta razón los aspersores que producen un patrón de aspersión plano o de abanico dependen del flujo de fluidos a través de las boquillas y de la velocidad de transporte o proceso de pollitos a través del sistema

Mientras que todos los aspersores distribuyen la vacuna usando el mismo patrón, al mismo tiempo pueden diferir significativamente en su flujo y también en cuanto al ángulo de distribución de fluido. Por ello, una boquilla aspersora colocada en una posición central es típicamente utilizada cuando se aplican pequeñas cantidades o volúmenes de vacuna, y esta boquilla tiene usualmente un flujo relativamente bajo y un ángulo de distribución de vacuna bastante amplio, de manera que el tiempo disponible para la aplicación de la vacuna sea suficiente para satisfacer la velocidad con la que viajan los pollitos a través de la incubadora.

La coordinación de estas funciones es crítica para que haya una cobertura satisfactoria sobre la caja de pollitos.

Si se desean volúmenes de aplicación mayores entonces deben utilizarse boquillas aspersoras que tengan un flujo mayor, de manera que un mayor volumen de vacuna pueda ser expulsado con boquillas aspersoras con una mayor tasa de flujo de fluidos y esto ofrece mejores resultados en la vacunación contra bronquitis infecciosa

De esta manera un mayor volumen de vacuna llega hasta los pollitos, se pierde menos título vacunal debido a las fuerzas físicas de aspersión, y el éxito de infección con virus vacunal después de la vacunación es mayor en comparación con la utilización de menores volúmenes y menor flujo de vacuna a través de las boquillas aspersoras.

LAS BOQUILLAS ASPERSORAS CON MAYOR CAPACIDAD DE FLUJO PRODUCEN ADEMÁS GOTAS MÁS GRUESAS QUE PERMITEN HACER LLEGAR UN MAYOR VOLUMEN DE VACUNA HASTA LOS POLLITOS

BOQUILLAS DE ASPERSIÓN

El último parámetro que afecta la eficiencia de vacunación es la presión de aire utilizada para accionar las jeringas y forzar la vacuna fuera de ellas. En los sistemas actuales de vacunación por aspersión la velocidad del sistema y el volumen de aplicación son dos factores fijos.

La única manera de hacer ajustes al sistema es mediante la modificación de la presión de aire que gobierna las jeringas, pero al hacer esto se afecta el resto de los componentes del sistema de aspersión.

El incremento de la presión de aire para forzar más vacuna a mayor velocidad incrementa la fricción sobre la vacuna misma, afectando de manera negativa la viabilidad algunas vacunas virales.

Nuestra investigación demuestra que se puede destruir más de un logaritmo de vacuna contra bronquitis infecciosa al incrementarse la presión de aplicación. Las mayores presiones también pueden incrementar la aerosolización de la vacuna, creándose así gotas más pequeñas que pueden volar fuera de las cabinas de aspersión sin necesariamente entrar en contacto con los pollitos.

El incrementar o disminuir la presión de aire también puede cambiar el ángulo de aspersión y la tasa de flujo.

Cuando se utilizan presiones de aire mayores que las recomendadas:

  • SE INCREMENTA LA TASA DE FLUJO, LO CUAL PERMITE VACUNAR POLLITOS QUE SE ESTÁN MOVILIZANDO MUY RÁPIDAMENTE SOBRE LAS BANDAS TRANSPORTADORAS
  • ESTO TAMBIÉN AUMENTA EL ÁNGULO DE ASPERSIÓN CON LO QUE PARTE DE LA VACUNA ES DIRIGIDA FUERA DE LAS CAJAS

Por debajo de las presiones recomendadas reduce el flujo de vacuna de manera que se debe ajustar esta vacunación conforme a las velocidades de transporte de pollitos más lentas, pero el ángulo de aspersión también disminuirá y con ello se afectará la cobertura lateral de la vacuna sobre las cajas de pollitos

En realidad, esta misma investigación reveló que se pierde más del 50% del volumen total de vacuna en la mayoría de las incubadoras

  • La eficacia de vacunación masiva por aspersión en la incubadora es un proceso que depende de muchos factores, muchos de los cuales no tienen en realidad nada que ver con la vacuna misma.
  • La velocidad de producción y procesamiento de pollitos y el volumen aceptable de aplicación de vacuna definirán al final de cuentas los ajustes que habrá que hacer al sistema de aspersión.
  • Cuando se utiliza el mayor volumen posible para la aplicación de las vacunas se pueden obtener mejores resultados independientemente de las vacunas que se estén utilizando.
  • Los mayores volúmenes de aplicación pueden requerir cambios en el tipo de boquillas aspersoras para poder corresponder a la velocidad de proceso de pollitos.
  • Una vez que el volumen de aplicación y las boquillas aspersoras hayan sido definidos, debe entonces ajustarse la presión de aire ligeramente para asegurar que el volumen total de vacuna sea aplicado de manera que concuerde con la velocidad de producción. Una vez que se haya optimizado el método, será necesario un monitoreo diario del sistema por completo.
  • Las jeringas utilizadas para las cabinas de aspersión pueden desajustarse, presentar escapes de vacuna, o bien pueden capturar más aire que vacuna sin que necesariamente esto sea notado oportunamente.
  • Es frecuente observar que las boquillas aspersoras no son inspeccionadas con la regularidad y rigurosidad necesarias, mientras que pueden fácilmente oxidarse, o contaminarse o se puede destruir la viabilidad de las vacunas que transitan a través de ellas, aun cuando el patrón de aspersión aparentemente no se afecte.

Es fundamental lograr una vacunación consistente y confiable que contribuya a reducir la prevalencia de enfermedades y a mantener en forma óptima la salud de las aves en el campo

cobb



REVISTA AVINEWS +


Sección técnica

Materias Primas

Noticias sectoriales

 
 

REVISTA

Magazine aviNews aviNews América Latina Marzo 2020

ARTÍCULOS DE REVISTA



 
 







Ver otras revistas


aviagen
 

Registrate a nuestro newsletter

Obtenga acceso completo a todas las revista en versión digital y a los newsletters.



 

Entrevistas
aviNews en
Youtube