07 Feb. 2020

Otros

Otros

Almacenamiento de pollitos: 4 principios fundamentales


Escrito por: Jason Cormick

Tras la extracción de los pollitos el día de nacimiento, los pollitos de un día de vida se almacenan durante un tiempo antes de ser trasladados a la granja.

El tiempo de almacenamiento de los pollitos puede variar considerablemente desde un par de horas hasta una noche.

Conocer en profundidad los principios inherentes al almacenamiento de pollitos es esencial para preservar la calidad y el rendimiento de los pollitos y asegurar su bienestar.

El presente artículo explica estos principios y resalta las buenas condiciones de almacenamiento de los pollitos.

 

  1. UN VACIADO LÓGICO DE LA NACEDORA EVITA EL SOBRECALENTAMIENTO

La propia nacedora proporciona un excelente entorno de almacenamiento para los pollitos, ya que está diseñada para mantener un ambiente completamente controlado y estable, con gran cantidad de refrigeración y un flujo de aire forzado. Sin embargo, los pollitos no pueden permanecer en la nacedora para siempre, ya que deben separarse de las cáscaras de los huevos y de los huevos sin eclosionar.

En el momento en que se extraigan los carros de la nacedora, el flujo de aire que rodea a los pollitos de un día de vida se verá reducido al flujo de aire presente en la zona a la que se hayan trasladado.

 

2. MANTENER UNA ADECUADA TEMPERATURA AMBIENTE ES VITAL

Tras la separación de las cáscaras y su posterior procesamiento, se tendrá que almacenar los pollitos de un día de vida en la sala de almacenamiento de pollitos durante un período de tiempo.

Las crías son incapaces de regular su temperatura corporal durante las primeras semanas de vida, por lo que dependen de la temperatura ambiente para permanecer en perfecto estado.

Durante el almacenamiento, la temperatura interna de las aves debería mantenerse entre 39,5 °C y 40 °C (103 °F y 104 °F).

Cuando el ave se encuentra a esta temperatura, respira a través de las fosas nasales limitando la cantidad de pérdida de humedad a alrededor de 2 gramos en 24 horas. De esta forma, las aves pueden mantenerse muy cómodas durante largos períodos de tiempo.

La temperatura ideal de la sala de almacenamiento de pollitos varía en función de la velocidad del aire. En general, a una temperatura entre 24 y 26 °C (75-79 °F) con un flujo de aire constante y un suministro de aire rico en oxígeno se logra que los pollitos estén cómodos.

Las temperaturas más bajas requieren velocidades de aire más bajas y las temperaturas más altas requieren velocidades de aire más altas.

 

EL COMPORTAMIENTO COMO INDICADOR

La temperatura de cloaca proporciona una lectura muy precisa de la temperatura de un ave, pero es un método invasivo, requiere mucho tiempo y únicamente ofrece datos de las condiciones en el área que se está registrando en el momento de la medición (las condiciones pueden cambiar rápidamente).

Por lo tanto, el comportamiento de las aves es un indicador mucho más acertado y proactivo de los niveles de comodidad de los pollitos.

Hasta hoy, la observación de Romijn Lokhorst (como se muestra en la tabla inferior) es, con diferencia, la forma más sencilla, rápida y efectiva de determinar la comodidad de los pollitos. Los miembros de nuestro Operational Excellence Programme™ pueden obtener más información acerca del comportamiento y la comodidad de los pollitos en el sitio web específico de nuestro servicio técnico.

Observación de Romijn Lokhorst del comportamiento de los pollitos.

 

CONSEJO RÁPIDO

No coloque las cajas de pollitos directamente en el suelo para evitar la influencia de la temperatura del suelo y asegurar que las cajas no se mojen.

  • Si se queda sin carros e inevitablemente tiene que dejar las cajas directamente en el suelo, puede colocar una caja de pollitos vacía en la parte inferior.

  • También es aconsejable tirar de las cajas en lugar de empujarlas para evitar un posible vuelco de la pila.

 

3. DOS FACTORES FUNDAMENTALES MÁS QUE SE DEBEN CONTROLAR: FLUJO DE AIRE Y OXÍGENO

Es fundamental que el aire que entra en la sala de almacenamiento de pollitos pase a través de las aves y no solo rodee las cajas.

Como norma general:

Asimismo, evite el exceso de turbulencias dentro de la sala, ya que se generará mucha cantidad de plumón en el aire.

Otro factor fundamental para el almacenamiento, además del flujo de aire, es el oxígeno. Debe haber suficiente oxígeno en la sala con un intercambio constante de aire fresco.

  • Los niveles nunca deben caer por debajo del 20%. No se recomienda reciclar el aire en las salas de pollitos, ya que los filtros se bloquean rápidamente. Durante la renovación del aire es inevitable que algo de plumón termine en los conductos, lo que hace que el sistema sea extremadamente difícil de limpiar.

  • Los sensores de dióxido de carbono son útiles para que el sistema funcione a prueba de fallos. No obstante, las aves normalmente empiezan a sobrecalentarse mucho antes de empezar a quedarse sin oxígeno.

 

4. QUÉ SABER ACERCA DE LA ILUMINACIÓN Y LA ALIMENTACIÓN

Los pollitos de un día de vida son muy curiosos por naturaleza. Les gusta investigar su entorno y la iluminación brillante activa este comportamiento.

La luz tenue de color azul oscuro tiene un efecto calmante, lo que hace que las aves se duerman y ahorren una valiosa energía.

Además, cuando duermen, las aves permanecen sentadas en la parte más baja de las cajas, lo que asegura un mayor flujo de aire a través de las mismas. Mientras tanto, el personal puede ver lo suficiente para moverse con seguridad.

Si tiene que almacenar sus aves durante períodos de tiempo prolongados, puede darles un suplemento, pero se debe tener en cuenta que si se les alimenta, necesitarán una luz brillante que los active. Después de comer, su metabolismo aumentará, llegando a generar el doble de calor que cuando están durmiendo.

En resumen:

La temperatura del aire o de la caja, el flujo de aire y el oxígeno tienen un papel fundamental a la hora de mantener el entorno de los pollitos de un día de vida en las condiciones adecuadas. Estas condiciones merecen su atención, ya que son vitales para preservar la calidad y el rendimiento de los pollitos y asegurar su bienestar.






Deja tu comentario