13 Ene. 2016

Marketing & Economía Otros

Marketing & Economía Otros

¿Será un 2016 un mejor año para la industria avícola?


Escrito por: Guillermo Zavala

Aunque los precios de huevo fresco se afectaron de manera significativa, en realidad fue posible continuar con una oferta de producto relativamente constante gracias a la apertura de fronteras norteamericanas.

El gran perdedor fue el sector productor de pollo de engorde, pues es el que más volumen exporta. Muchos países importadores impusieron restricciones muy severas, pues la realidad es que a pesar de las medidas efectivas tomadas para la erradicación de influenza aviar en Norteamérica, las restricciones duraron más de seis meses después del último caso de influenza, además de que aún no se han adoptado universalmente ni la regionalización ni la consideración de compartimientos en lo que respecta a zonas infectadas, con lo que se ha alterado dramáticamente el flujo de aves y productos avícolas en el comercio internacional. Mientras Norteamérica perdió, otras regiones ganaron oportunidades para movilizar sus aves y productos avícolas.

En el campo positivo, los históricamente bajos precios registrados para combustibles, que comúnmente van de la mano con los precios de algunas mercancías (commodities) como granos y harina o pasta de soya, muy posiblemente resulten en mejores resultados productivos. ¿Por qué?

Cuando los precios internacionales de combustible son más accesibles, el uso de combustible para calefacción aumenta al mismo tiempo que los productores tienden a ventilar mejor a sus aves sin temor a gastar demasiado combustible para calefacción, lo que resulta en un ambiente mucho más favorable para el control de enfermedades respiratorias, gastrointestinales y cutáneas como la pododermatitis. Además, los precios más accesibles de insumos importantes como el maíz y la soya estimulan a las empresas a utilizar ingredientes de mejor calidad y con ello se observan resultados productivos dramáticamente mejores.

Hay muchas fuerzas del mercado internacional que determinarán cómo evoluciona la industria avícola en el corto plazo.

  • ¿Habrá más brotes de influenza aviar?
  • ¿Aumentarán los precios internacionales del petróleo y gas natural?
  • ¿Mejorará el panorama económico en China?
  • ¿Cuál será la situación política y económica de los países que son grandes productores de aves y productos avícolas?
  • ¿Qué ocurrirá en Oriente Medio?
  • ¿Continuará creciendo con fuerza la transformación de los sistemas de producción para satisfacer requerimientos de bienestar animal?
  • ¿Se prohibirán aún más fármacos de uso en producción avícola?

Todas estas (y otras) interrogantes habrán de influir mucho en la producción avícola, la productividad y crecimiento de la industria y el comercio internacional

Deja tu comentario